Ayer 06 de mayo de 2017 se formó la primera Onda Tropical de la temporada que comenzó estadísticamente desde el 01 de éste mes (el año pasado la primera se formó el día 20 de mayo). Ésta Ondas se localiza en El Atlántico Central Tropical, incrustada en la Zona de Convergencia Intertropical, próxima ya a los 40ºW (grados de longitud). Viaja hacia el Oeste franco (rumbo a Las Guayanas y Venezuela) a una velocidad de 15-20 nudos, atravesando por el momento una zona de fuerte cizalladura que inhibe el desarrollo de nubosidad de amplio desarrollo vertical, por lo que muestra actualmente una modesta evolución. Veremos su comportamiento para los próximos días.

De acuerdo a los mapas de vientos y las imágenes satélitales, detrás de la Onda Tropical No.1 hay signos ya de lo que pudiera ser una segunda Onda. El promedio de formación de éstos sistemas para un mes de mayo es hasta de 14.8 Ondas, aunque ésto varía en cada oportunidad.

En el primer mapa de superficie podemos observar la ubicación actual del eje de la Onda Tropical. En el segundo mapa, se indica la posible situación del sistema para las próximas 72 horas sobre Guayana Francesa, por lo cual estimo aborde el Este de Venezuela entre los días miércoles en la noche o jueves de acuerdo a las condiciones ambientales que consiga en su ruta. Por el momento hay nivel de incertidumbre en los modelos sobre las lluvias que pudiera originar éste sistema en nuestro país, más cuando tendremos precipitaciones durante éstos días por la actividad de la Zona de Convergencia Intertropical y condiciones prefrontales en El Caribe tras el desplazamiento de la prolongación de un frente frío.

Pero ¿Qué es una Onda Tropical?

Una onda tropical u onda del Este en el Océano Atlántico es un área alargada de relativa baja presión orientada de Norte a Sur. Se mueve de Este a Oeste a través del trópico causando áreas de nubes y tormentas que se observan por lo general detrás del eje de la onda. Las ondas tropicales son transportadas hacia el Oeste por los vientos alisios, que soplan paralelos a los trópicos, y pueden conducir a la formación de ciclones tropicales en las cuencas del Océano Atlántico Norte y del Pacífico Nororiental. Una onda tropical generalmente sigue a un área de aire descendente intensamente seco que sopla desde el Noreste. Luego de pasar la línea de vaguada, el viento vira hacia el Sureste, la humedad se incrementa abruptamente y la atmósfera se desestabiliza. Ello produce chubascos extendidos y tormentas, a veces severas. Los chubascos gradualmente disminuyen a medida que la onda se desplaza hacia el Oeste. La ondas tropicales de la cuenca atlántica se desarrollan a partir de perturbaciones que derivan fuera del continente africano hacia el Océano Atlántico. Éstas son generadas o potenciadas por la corriente en chorro del Este. La circulación horaria del gran anticiclón transoceánico de las Azores, centrado en las inmediaciones de las islas homónimas, impulsa ondas que se mueven hacia el Este desde las áreas costeras del Norte de África hacia América del Norte. Aproximadamente el 60% de los ciclones tropicales se originan a partir de ondas tropicales, mientras que cerca del 85% de los huracanes del Atlántico más intensos (de categoría 3 y más, en la escala de Huracanes de Saffir-Simpson) se desarrollan de éstas Ondas. Los ciclones tropicales pueden a veces degenerar nuevamente en una onda tropical. Por lo general, esto ocurre debido a la presencia de una fuerte cizalladura de altura. Si ésta disminuye, la tormenta puede volver a desarrollarse.

Si una onda tropical se mueve velozmente, puede tener vientos tanto o más intensos que los de una tormenta tropical. Sin embargo, no se le considerará como tal a menos que presente una circulación cerrada. Un ejemplo de ello lo fue el huracán Claudette en 2003, donde la onda originaria alcanzó vientos de 72 km/h (45 mph) antes de desarrollar circulación. El número de ondas generadas no parece estar relacionado con el número de ciclones tropicales que ocurre anualmente en el Atlántico. Se dice que casi todos los ciclones tropicales del Océano Pacífico Oriental pueden tener su origen en África (Avila y Pasch 1995). Se desconoce actualmente cómo las ondas tropicales cambian de año en año, tanto en intensidad como en ubicación, y cómo esto pudiera afectar la actividad ciclónica en el Atlántico y en el Pacífico Oriental.

¿Éstas Ondas Tropicales pueden afectar a Venezuela?

Los próximos días ya pudiéramos observar la formación continua de éstos sistemas y su pasaje por Venezuela, tanto al Norte del territorio como en el interior de su geografía. El número de Ondas que se puedan formar y afectarnos es impredecible, incluso llegan a existir ondulaciones que no llevan asociadas nubosidad de desarrollo importante por lo cual no nos afectan así pasen sobre el país. Pero regularmente intensifican la temporada de lluvias en gran parte del territorio con la activación de nubosidad convectiva que igualmente llega a producir actividad eléctrica tras su paso. Durante el año pueden llegar a formarse un promedio de 60 Ondas Tropicales.

Otros artículos importantes: