31 de enero de 2023

Meteorología por Luis Vargas

Clima y tiempo al alcance de todos

A nivel mundial, los últimos siete años han sido los más calurosos desde que se tienen registros, mientras que las concentraciones de dióxido de carbono y metano siguen aumentando

Hoy, el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S), ha publicado un informe donde indica que nuevos datos han demostrado que los últimos siete años a nivel mundial fueron los más cálidos registrados por un claro margen. Señalan en dicho informe que «dentro de estos siete años, 2021 se ubica entre los años más fríos, junto con 2015 y 2018».

También informa que «el análisis preliminar de las mediciones satelitales confirma que las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera continuaron aumentando durante 2021, con niveles de dióxido de carbono (CO2) que alcanzaron un récord anual promedio de columna global de aproximadamente 414 ppm, y metano (CH4) un récord anual de aproximadamente 1876 ppb. Las emisiones de carbono de los incendios forestales en todo el mundo ascendieron en total a 1850 megatoneladas, especialmente alimentadas por los incendios en Siberia. Esto fue ligeramente más alto que el año pasado (1750 megatoneladas de emisiones de carbono), aunque la tendencia desde 2003 está disminuyendo».

A nivel mundial, los primeros cinco meses del año experimentaron temperaturas relativamente bajas en comparación con los últimos años muy cálidos. Sin embargo, desde junio hasta octubre, las temperaturas mensuales estuvieron consistentemente al menos entre las cuartas más cálidas registradas, indica C3S en su informe de hoy. «Las temperaturas de los últimos 30 años (1991-2020) estuvieron cerca de 0.9 °C por encima del nivel preindustrial.

En comparación con este último período de referencia de 30 años, las regiones con temperaturas más altas que el promedio incluyen una banda que se extiende desde la costa oeste de los EE.UU. y Canadá hasta el noreste de Canadá y Groenlandia, así como grandes partes del centro y norte de África y el Medio Este. Las temperaturas por debajo del promedio se encontraron en Siberia occidental y oriental, Alaska, sobre el Pacífico central y oriental, coincidiendo con las condiciones de La Niña a principios y finales de año».

En resumen, las temperaturas globales del aire en la superficie fueron:

  • A nivel mundial, el 2021 fue el quinto año más cálido registrado, pero solo ligeramente más cálido que 2015 y 2018.
  • La temperatura media anual estuvo 0.3 °C por encima de la temperatura del período de referencia 1991-2020, y 1.1-1.2 °C por encima del nivel preindustrial de 1850-1900.
  • Los últimos siete años han sido los años más cálidos registrados por un claro margen.

El dióxido de carbono continuó en aumento en 2021

Por otro lado en el informe se presenta «que el análisis preliminar de los datos satelitales muestra que la tendencia de aumento constante de las concentraciones de dióxido de carbono continuó en 2021, lo que llevó a un récord anual promedio de columna global (XCO2) de aproximadamente 414,3 ppm. «El mes con la mayor concentración fue abril de 2021, cuando el XCO2 medio global mensual alcanzó las 416,1 ppm. La tasa de crecimiento media anual mundial estimada de XCO2 para 2021 fue de 2,4 ± 0,4 ppm/año. Esto es similar a la tasa de crecimiento en 2020, que fue de 2,2 ± 0,3 ppm/año. También está cerca de la tasa de crecimiento promedio de aproximadamente 2,4 ppm/año observada desde 2010, pero por debajo de las altas tasas de crecimiento de 3,0 ppm/año en 2015 y 2,9 ppm/año en 2016, asociadas con un fuerte evento climático de El Niño».

El metano también continuó en aumento el pasado año

También «las concentraciones de metano atmosférico también siguieron aumentando en 2021 según el análisis preliminar de los datos satelitales, alcanzando así un máximo global promedio de columna (XCH4) sin precedentes de aproximadamente 1876 ppb. La tasa de crecimiento media anual estimada de XCH4 para 2021 fue de 16,3 ± 3,3 ppb/año. Esto es ligeramente mayor que la tasa de crecimiento en 2020, que fue de 14,6 ± 3,1 ppb/año. Ambas tasas son muy altas en comparación con las tasas de las dos décadas anteriores de datos satelitales. Sin embargo, en la actualidad no se entiende completamente por qué esto es así. La identificación del origen del aumento es un desafío, ya que el metano tiene muchas fuentes, algunas antropogénicas (p. ej., la explotación de yacimientos de petróleo y gas), pero también algunas naturales o seminaturales (p. ej., los humedales).

Fuente: Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S)