A pesar de una caída del 7% en la quema de combustibles fósiles debido a los bloqueos por la pandemia del coronavirus, el dióxido de carbono que atrapa el calor, continuó acumulándose en la atmósfera, también estableciendo un nuevo récord durante el pasado año. La temperatura media de la superficie en todo el planeta en 2020 fue 1,25 grados Celsius más alta que en el período preindustrial de 1850-1900, peligrosamente cerca del objetivo de 1,5 grados Celsius establecido por las naciones del mundo para evitar los peores impactosSolo 2016 superó levemente el calor en 2020, con apenas 0,01 grados Celsius más cálido, pero ese año vio un evento climático natural de El Niño que aumenta las temperaturas. Sin eso, es probable que 2020 hubiera sido el año más caluroso.

Los datos de temperatura publicados por el Servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S) de la Unión Europea, muestran además, que los últimos seis años han sido los seis más calurosos jamás registrados. En ese sentido, las temperaturas promediadas durante el año 2020 estuvieron:

  • muy por encima de la media de 1981-2010 en gran parte de Siberia y los mares del norte,
  • por encima de la media en prácticamente toda Europa, más aún en el norte y este,
  • por encima del promedio en la mayoría de las otras áreas terrestres y oceánicas
  • por debajo del promedio en algunas áreas terrestres, particularmente partes del oeste de Canadá y el norte de la India
  • por debajo del promedio en el Pacífico ecuatorial oriental, el Atlántico norte al oeste de Irlanda y varias áreas oceánicas en el hemisferio sur.

“A pesar de la ausencia del impulso cíclico de El Niño a las temperaturas globales, nos estamos acercando peligrosamente al límite de 1,5 grados Celsius”, dijo el profesor Dave Reay, de la Universidad de Edimburgo. “Los bloqueos por el Covid en todo el mundo, pueden haber causado una leve caída en las emisiones de los gases de efecto invernadero, pero el CO2  que se acumula en la atmósfera sigue aumentando rápidamente. A menos que la recuperación económica mundial sea ecológica, el futuro de muchos millones de personas en todo el mundo parece realmente negro “, añadió. Debemos recordar, que el nivel de CO2 en la atmósfera alcanzó un nuevo récord en 2020, a pesar de la reducción de las emisiones debido al confinamiento mundial por el coronavirus.

Fuente: Copernicus, The Guardian

Otros artículos importantes: