Seguimos en la fase neutral del ENSO o ENOS (El Niño Oscilación del Sur), es decir, sin el fenómeno El Niño ni La Niña. Sin embargo se mantiene la vigilancia de esta última variable climática estacional, ya que la mayoría de los modelos de predicción continúan sugiriendo una transición de ENOS-neutral a La Niña durante este trimestre, con una probabilidad de 70-80% de que esto ocurra antes de finalizar el año 2021.

El Centro de Predicciones Climáticas de la NOAA y el Instituto Internacional de Investigación de Clima y Sociedad, indican en su informe emitido el día de hoy, que en el pasado mes, el ENOS-neutral continuó con las temperaturas de superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) persistiendo cerca a por debajo del promedio en el Pacífico central y oriental. La pasada semana, todos los valores del índice de El Niño fluctuaron entre -0.2 °C a -0.3 °C; recordemos que a partir de -0.5 °C es tomado en cuenta para declarar la presencia de La Niña. Asimismo las anomalías negativas de la temperatura de subsuperficie (promediadas desde la longitud 180-100° oeste) permanecieron estables en agosto, reflejando los valores por debajo del promedio que se extendieron desde la superficie hasta una profundidad de ~250 m en el este del Océano Pacífico. Las anomalías en los vientos en los niveles bajos fueron del este sobre el occidente del Océano Pacífico, mientras que las anomalías en los vientos en los niveles altos de la troposfera fueron del oeste sobre el occidente y el este-central del Pacífico. La convección tropical estuvo suprimida cerca y al oeste de la Línea de Cambio de Fecha y aumentada sobre Indonesia. Dado estas condiciones, el sistema océano-atmósfera refleja al ENOS-neutral, pero tendiendo hacia La Niña.

En las gráficas anteriores podemos observar en color azul sobre la primera imagen, las anomalías negativas en las aguas superficiales del Océano Pacífico ecuatorial central y oriental; y posteriormente, las fluctuaciones que han tenido dichas anomalías, con valores oscilando dentro del umbral de ENOS-neutral pero con tendencia a estar más frías de lo normal, es decir, hacia una posible La Niña. El consenso de los pronosticadores este mes, favorece las últimas predicciones del modelo de predicción NCEP CFSv2 y el Conjunto de Multi-Modelos Norteamericano, el cual sugiere probabilidades más altas de que surja La Niña y anticipan que sería de intensidad débil (el promedio estacional de los valores de los índices del Niño-3.4 entre -0.5°C a -0.9°C). En resumen, se favorece una transición desde ENOS-neutral a La Niña durante los próximos meses, con una probabilidad de 70-80% de La Niña durante el invierno del Hemisferio Norte 2021-22.

Fuente: NOAA

Otros artículos importantes: