13 de julio de 2024

Meteorología por Luis Vargas

Clima y tiempo al alcance de todos

El Niño sigue debilitándose y la fase neutral está por declararse oficialmente

En el informe emitido el día de hoy por el Centro de Predicciones Climáticas de la NOAA, se indica que el fenómeno El Niño siguió dando muestras de debilitamiento el pasado mes de abril. Yo le añadiría a dicho informe, que las temperaturas de las aguas superficiales en el Pacífico ecuatorial región 3.4 se desplomaron hacia los valores neutrales durante la primera semana de mayo, por lo cual la declaración del fin de El Niño ya está cerca, lo cual es muy posible que lo leamos en el próximo boletín del 13 de junio.

¿Cuál es el pronóstico luego que finalice El Niño?

El CPC de la NOAA sigue previendo que La Niña pudiera desarrollarse en junio-agosto (49% de probabilidad) o julio-septiembre (69% de probabilidad). Textualmente indican que «los pronósticos más recientes de IRI favorecen una transición inminente hacia el ENSO-neutral con La Niña desarrollándose durante julio-septiembre 2024 y luego persistiendo hasta el invierno del Hemisferio Norte», lo que quiere decir que estará presente al menos durante el último semestre del año.

Continúa indicando que «el equipo de pronosticadores favorecen la guía dinámica de modelos, lo que sugiere que La Niña pudiera formarse tan temprano como junio-agosto 2024, con mayor confianza en La Niña durante las próximas temporadas. La Niña generalmente tiende a seguir eventos fuertes de El Niño, lo que también provee confianza en la guía de modelo favoreciendo La Niña. En resumen, una transición de El Niño a ENSO-neutral es probable en el próximo mes».

¿Qué se espera para Venezuela?

Lo primero que debemos saber, es que a pesar que estas variables son unas de las más importantes en cuanto a la definición del comportamiento climático en nuestro país, no es lo único que nos genera o inhibe las precipitaciones. Como lo he comentado en oportunidades anteriores, debemos recordar que tenemos un Atlántico tropical y mar Caribe más cálido de lo normal, lo cual se traduce en una fuente propicia para que los sistemas meteorológicos que se desarrollen cerca o dentro del territorio nacional, nos dejen lluvias generosas tras su paso.

Por lo tanto, desde ya existen las condiciones océano-atmosféricas en nuestra región, para que se registren lluvias sobre los promedios históricos en varias estados, así nos encontremos en transición hacia un ENSO-neutral.

El Multi-Modelo de pronósticos de precipitaciones del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad, pronostica para gran parte de Venezuela, entre un 40% a 70% de probabilidades de un comportamiento pluviométrico por encima de lo normal durante el trimestre mayo,  junio y julio; exceptuando el oriente del territorio nacional, donde la sumatoria de todo el trimestre estaría dentro de los valores normales.