La gran mayoría de la actividad ciclónica en el Atlántico Norte, toma lugar durante los meses de agosto-septiembre-octubre, conocido como meses pico de la temporada de huracanes según la climatología de la cuenca. Específicamente hoy ha sido el día donde históricamente se han registrado más tormentas activas durante una temporada. Además, que éste 2020 tiene la particularidad, de un Océano Atlántico con la Temperatura Superficial del Mar (TSM) más cálida de lo normal, lo que lo convierte en una fuente de energía para la formación de los ciclones tropicales; esto como respuesta al enfriamiento del Pacífico oriental ecuatorial (posible consolidación del fenómeno La Niña). Asimismo, las condiciones de la troposfera superior son favorables actualmente para el desarrollo de estos sistemas meteorológicos.

Precisamente, el Centro Nacional de huracanes mantiene hoy observación sobre dos Tormentas Tropicales en el Atlántico central: Paulette y Rene, sin posible afectación a tierra hasta el momento. Pero además, se está monitoreando una importante Onda Tropical que está emergiendo de costas africanas con 90 por ciento de probabilidades de convertirse en ciclón tropical durante los próximos cinco días. Pudiera ser una tormenta o huracán de mucho cuidado para El Caribe en los venideros días. Igualmente se pronostica que saldrá del África occidental otra Onda Tropical desde ya con 40 por ciento de chance para ser un ciclón tropical. También se observan áreas de bajas presiones con pocas probabilidades de desarrollo por el momento, al sureste de EE.UU., Las Bahamas y golfo de México. Así que seguiremos con una temporada muy movida.

Otros artículos importantes: