Actualmente en Venezuela, nos encontramos en nuestro período seco habitual o la temporada de menos lluvias, que inició durante el pasado mes de diciembre y tendrá una duración aproximada hasta finales de marzo o principio de abril para el sur del país. En la franja norte, de acuerdo a la climatología de esa porción del territorio nacional, el período seco se extiende hasta finales de mayo o principios de junio. La tendencia para éste primer trimestre se encuentra determinada por precipitaciones esporádicas, principalmente de tipo lloviznas o lluvias débiles, aportadas por el transporte de humedad de los vientos Alisios del Noreste que al llegar a nuestro país, favorece la formación de nubosidad estratiforme especialmente en la fachada atlántica y caribeña. Otra dinámica atmosférica que nos puede dejar precipitaciones algunos días durante estos meses, son las vaguadas, los sistemas frontales y los efectos locales por el calentamiento diurno y la acción del viento sobre el relieve. Sin embargo el patrón predominante es el seco estacional. Progresivamente se irán incrementando las temperaturas diurnas y las máximas absolutas en horas de la tarde, sobre a partir del mes de marzo, rumbo al equinoccio de primavera en el Hemisferio Norte que éste año será el jueves 19 de ese mes, a las 23:50 Hora Local de Venezuela. Así mismo, la condiciones se tornarán favorables para que lamentablemente se incrementen los incendios forestales y con ello, se presente la abundante calima, la reducción de la visibilidad horizontal y todos los problemas que trae dicha situación.

Ahora bien, en concordancia con la información publicada por el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH), éste primer trimestre del período seco, pudiera estar enmarcado por precipitaciones por debajo de lo normal, es decir, pudiéramos tener una temporada seca acentuada. En tal sentido, el pronóstico estacional del Servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S), basado en un marco multisistema, con datos recopilados de varios centros europeos como son el ECMWF, la Oficina Meteorológica del Reino Unido y Météo-France, sugiere que durante éste trimestre la anomalía negativa de precipitaciones en gran parte del país pudiera estar entre los 10 y 50 milímetros de acumulados totales. Y hasta los 100 milímetros en El Esequibo, sur de Bolívar, Amazonas y en la Región los Andes:

En cuanto a las temperaturas, éste modelo indica que la anomalía en éste trimestre estaría oscilando entre los 0,2 y hasta 1,0 grados Celsius en nuestro país, siendo más relevante en la porción occidental, es decir, sería una temporada más calurosa de lo normal:

Otros artículos importantes: