En la actualización de las condiciones del ENOS (El Niño Oscilación del Sur) emitida el día de hoy por el Centro de Predicciones Climáticas de la NOAA/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación de clima y sociedad, se indica que La Niña aún se mantiene y se espera que continúe hasta tarde en el verano del hemisferio norte (58% de probabilidad para el período agosto-octubre 2022), donde presentaría una leve disminución; pero posteriormente aumentaría nuevamente durante el otoño y temprano en el invierno 2022 (61% de probabilidad):

Condiciones actuales

De acuerdo al informe, las temperaturas de la superficie del mar (TSM) por debajo del promedio persistieron a través de la mayoría del centro y este del Océano Pacifico ecuatorial. Durante el mes pasado, los valores de los índices del Niño disminuyeron, con los valores más recientes semanales fluctuando desde -1.1°C a -1.5°C, lo que es bastante negativo para esta época del año (dentro del umbral de un La Niña moderado).

Las anomalías de las temperaturas de la subsuperficie (promediadas entre 180°-100°W y 0-300m de profundidad) permanecieron negativas, reflejando un área extensa de temperaturas bajo el promedio desde la superficie hasta ~100 m de profundidad a través del centro y este del Océano Pacífico. Para el promedio mensual, las anomalías en los vientos en los niveles bajos del este y las anomalías en los vientos en los niveles altos del oeste dominaron el Pacífico ecuatorial. La convección permaneció significativamente alrededor de la Línea de Cambio de Fecha y estuvo aumentada sobre Filipinas.

En general, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó la continuación de La Niña. Recordemos que esta variable climática afecta los patrones de lluvias, vientos y temperaturas, entre otros, en buena parte del planeta; en el caso de Venezuela favorece condiciones para que se registren lluvias sobre lo normal, dependiendo de la climatología de cada región.

Fuente: CPC/NCEP/NWS e IRI

Otros artículos importantes: