31 de enero de 2023

Meteorología por Luis Vargas

Clima y tiempo al alcance de todos

Es posible que el fenómeno La Niña permanezca durante todo el 2022

En la actualización de las condiciones del ENOS (El Niño Oscilación del Sur) emitida el día de hoy por el Centro de Predicciones Climáticas de la NOAA/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación de clima y sociedad, se indica que La Niña aún se mantiene y se espera que continúe hasta tarde en el verano del hemisferio norte (58% de probabilidad para el período agosto-octubre 2022), donde presentaría una leve disminución; pero posteriormente aumentaría nuevamente durante el otoño y temprano en el invierno 2022 (61% de probabilidad):

Condiciones actuales

De acuerdo al informe, las temperaturas de la superficie del mar (TSM) por debajo del promedio persistieron a través de la mayoría del centro y este del Océano Pacifico ecuatorial. Durante el mes pasado, los valores de los índices del Niño disminuyeron, con los valores más recientes semanales fluctuando desde -1.1°C a -1.5°C, lo que es bastante negativo para esta época del año (dentro del umbral de un La Niña moderado).

Las anomalías de las temperaturas de la subsuperficie (promediadas entre 180°-100°W y 0-300m de profundidad) permanecieron negativas, reflejando un área extensa de temperaturas bajo el promedio desde la superficie hasta ~100 m de profundidad a través del centro y este del Océano Pacífico. Para el promedio mensual, las anomalías en los vientos en los niveles bajos del este y las anomalías en los vientos en los niveles altos del oeste dominaron el Pacífico ecuatorial. La convección permaneció significativamente alrededor de la Línea de Cambio de Fecha y estuvo aumentada sobre Filipinas.

En general, el sistema acoplado océano-atmósfera reflejó la continuación de La Niña. Recordemos que esta variable climática afecta los patrones de lluvias, vientos y temperaturas, entre otros, en buena parte del planeta; en el caso de Venezuela favorece condiciones para que se registren lluvias sobre lo normal, dependiendo de la climatología de cada región.

Fuente: CPC/NCEP/NWS e IRI