Al igual que en el Pacífico nororiental, hoy culmina estadísticamente la temporada de huracanes en el Atlántico Norte, las cuales comenzaron el 15 de mayo y el 1 de junio respectivamente. Sin embargo, los ciclones tropicales se han formado fuera de la temporada oficial de seis meses (como lo hicieron esta vez Arthur y Bertha, el 16 y 27 de mayo, respectivamente), pero estas fechas fueron seleccionadas para abarcar más del 97% de la actividad tropical. Cuando la Oficina Meteorológica organizó su nueva red de alerta de huracanes en 1935 programó una línea telegráfica especial para conectar los distintos centros que funcionarían desde el 15 de junio hasta el 15 de noviembre. Esas siguieron siendo las fechas de inicio y fin de la temporada “oficial” hasta 1965, cuando se decidió que comenzaría a principios del mes de junio y se extendería hasta finales de noviembre.

Este hiperactivo 2020 estableció varios récords, entre ellos ha sido la segunda temporada de ciclones tropicales que ha utilizado las letras del alfabeto griego (siendo la primera la temporada de 2005) ya que la lista asignada este año para los nombres de tormentas se agotó el 18 de septiembre con la tormenta tropical Wilfred. Además, se ha formado “hasta ahora” un total de 31 ciclones, que incluye 30 tormentas con nombre (superando al 2005), 13 huracanes y 6 huracanes mayores.​ El más fuerte de todos fue Iota, quien alcanzó vientos máximos sostenidos de 260 km/h y una presión mínima central de 917 hPa antes de tocar a Nicaragua y afectar buena parte de Centroamérica. De todos ellos, 19 sistemas lograron entrar a tierra ocasionando daños calculados cerca a los $41 mil millones y más de 430 fallecidos.

Huracán mayor Iota alcanzando la categoría 5 antes de tocar a Nicaragua

En lo que respecta a Venezuela, el sistema que más se nos acercó fue la tormenta tropical Gonzalo, siendo el séptimo ciclón tropical que se formaba este 2020. Sin embargo fue una pequeña tormenta que siempre estuvo limitada y afectada por el aire seco y el polvo del Sahara. Gonzalo se degeneró nuevamente a una onda tropical al llegar cerca a las costas del estado Sucre. Otros sistemas nos pasaron relativamente cerca (mar Caribe), modificando el flujo zonal de los vientos y produciendo nubosidad con precipitaciones en varias regiones del país, tal y como lo hizo Isaias, Laura, Marco, Nana y las ondas tropicales originarias de Gamma, Delta, Eta y Iota. El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología de Venezuela (INAMEH) contabilizó éste 2020, la formación de 65 ondas tropicales (5 sobre el promedio), de las cuales 53 llegaron a pasar por el territorio nacional:

Otros artículos importantes: