El Centro de Predicciones Climáticas NCEP/NWS de la NOAA y el Instituto Internacional de Investigación de clima y sociedad, han emitido la advertencia de La Niña, la cual ocurre cuando se han observado y se espera que continúen las condiciones relacionada a esta variable climática. Explican en su informe de esta mañana, que se han desarrollado las condiciones de La Niña y se espera que continúe con una probabilidad de 87% hasta el período comprendido entre diciembre 2021 y febrero 2022. La actualización de los modelos de predicción del fenómeno, sugieren que La Niña tiene incluso hasta un 62% de chance de persistir hasta el trimestre febrero, marzo y abril del próximo año.

«Durante el pasado mes, se fueron desarrollando progresivamente las condiciones de La Niña, esto de acuerdo a las temperaturas de superficie del mar (SSTs, por sus siglas en inglés) que estuvieron por debajo del promedio en el Pacífico central y este-central. En la pasada semana, los valores de los índices Niño-3.4 y Niño-4 estuvieron entre -0.6°C a -0.7°C, respectivamente (dentro del umbral de una La Niña débil). Los índices de el Niño-3 y Niño-1+2 no estuvieron tan fríos, con valores entre -0.3°C a 0.1°C. Las anomalías negativas de temperatura de subsuperficie (promediadas desde 180-100°W) se intensificaron significativamente en el pasado mes, ya que se observaron anomalías negativas a profundidad a través de la mayoría del centro y este del Océano Pacífico», explican en su informe. «Se observaron las anomalías en los vientos del este y las anomalías del viento en los niveles altos del oeste sobre la mayoría del Pacífico ecuatorial. La convección tropical estuvo suprimida cerca y al oeste de la Línea de Cambio de Fecha y aumentada sobre Indonesia, mientras que el Índice de Oscilación del Sur y el Índice de Oscilación Ecuatorial del Sur estuvieron positivos». En general, las condiciones del sistema océano-atmósfera refleja condiciones de La Niña. Los promedios de pronósticos del IRI/CPC para la región de SST del Niño-3.4 del mes pasado favorecen que La Niña continúe hasta el otoño e invierno 2021-22. El consenso de los pronosticadores también anticipa que continúe La Niña hasta el invierno, y luego regresaríamos a condiciones de ENSO-neutral a partir de entre marzo-junio 2022. Debido al reciente enfriamiento del océano y el acoplamiento a la atmósfera, los pronosticadores ahora anticipan un 57% de una temporada (noviembre-enero) alcanzando -1.0 °C o menos en el índice del Niño-3.4. Por lo tanto, en su pico, se favorece La Niña de intensidad débil a moderada.

¿Cómo influiría La Niña a Venezuela?

Debemos recordar, que esta variable climática ha traído históricamente lluvias por encima de lo normal a nuestro país; tal y como ocurrió recientemente cuando se consolidó a finales de 2020 y principios de 2021, haciéndose sentir en su segundo lapso (febrero-marzo-abril) con precipitaciones muy atípicas en varias regiones de Venezuela, incluyendo los Llanos, donde se llegaron a registrar pérdidas cuantiosas en los rubros sembrados durante la temporada seca. Revisando los principales modelos de predicción estacional (NCEP y ECMWF) podemos observar que los mismos sugieren por ahora para el trimestre noviembre, diciembre y enero, lluvias mayormente cercanas al comportamiento normal en buena parte del occidente y porción central del territorio nacional; no siendo así para el suroccidente, sur y oriente del país, donde se prevén precipitaciones atípicamente sobre la media:

 

Otros artículos importantes: