ACTUALIZADO: ya muchos comenzaron a hablar del famoso Cordonazo de San Francisco con la aparición de la primeras lluvias de finales de septiembre y las que ocurren los primeros días de octubre en Venezuela.  Y es que todos los 4 de octubre se celebra la fiesta de San Francisco de Asís. Cuenta una tradición que ese día, a veces unos antes y a veces otros después, en varias zonas ocurre un fenómeno muy particular, un gran “fogonazo” atraviesa el cielo, el trueno es impresionante, hasta parece que la tierra temblara, y la lluvia cae incesantemente. Suele suceder en Venezuela, Panamá, Colombia, zonas de Brasil y parte de África. Se dice que este día, San Francisco se quita el cordón, lo llena de truenos y relámpagos y castiga con cordonazos a los habitantes del planeta que se portan mal. Otros dicen que el Santo quiere jugar con las nubes y para que no lo mojen, les pega con el cordón para así quitarles toda el agua que tenían. Igual se comenta, que San Francisco es el que administra el agua que ha de caer sobre el planeta y el 4 de octubre, cansado de estar mojado, se quita el cordón y sacude su sotana hasta que cae la última gota sobre la Tierra y ese año ya no lloverá mas. Lo que si es cierto, es que ese día (o los cercanos al 4 de octubre) puede amanecer bellísimo en algunas regiones, espléndidamente soleado y de pronto todo oscurece para dar paso a una gran tormenta eléctrica y fuertes precipitaciones. 03_may_franciscoasis030512Reza el refrán que, “por tierra y mar, éste se hace notar”. En otros países, con el cordonazo de San Francisco suele presentarse el primer temporal formal de otoño, muy temido por la gente del mar. El 4 de octubre marca el final de la temporada de lluvias en muchas regiones, pero las variables climatológicas que influyen a nivel mundial han echado atrás esta teoría, pues lo mismo llueve en noviembre y diciembre que en plena primavera. Los católicos celebran este día a San Francisco de Asís, un monje fiel defensor de los animales por ser creaciones de Dios. Desde el punto de vista meteorológico, el día de San Francisco (antes y después) coincide con la temporada lluviosa en Venezuela y precisamente con el pasaje de las perturbaciones tropicales y la formación de otros fenómenos atmosféricos. Desde el avance por el territorio nacional de Ondas Tropicales, pasando por la actividad de la Zona de Convergencia Intertropical, la divergencia del viento en altura, entre otros, nos originan precipitaciones y descargas eléctricas, en varias regiones. Todo esto regularmente nos ha contribuido a mantener la tradición del Cordonazo de San Francisco en algunas zonas de Venezuela. En otros años precisamente, también ésta fecha ha coincidido incluso con el acercamiento de algunos ciclones tropicales que han contribuido a activar ese cinturón nuboso que nos origina el período de lluvias para nuestro territorio; recordemos que septiembre y octubre son meses activos en la temporada de huracanes del Atlántico Norte. En conclusión, la recordada tradición, al igual que en otras oportunidades, coincide con algún sistema atmosférico importante que permite mantener ésta costumbre popular asociada a San Francisco de Asís. Así pues, donde llueva en éstos días (normalmente NO LLUEVE en todas partes de Venezuela), serán libre de determinar si el pasaje de la Onda Tropical o la Zona de Convergencia Intertropical o la dinámica de la troposfera superior nos están originando esas lluvias, o si algo tienen que ver realmente con el Santo.

Otros artículos importantes: