La Organización Meteorológica Mundial (OMM), nos recuerda hoy que las condiciones de la temperatura de la superficie del mar (TSM) en el Pacífico tropical, siguen siendo neutras en términos de la evolución de El Niño-Oscilación del Sur (ENOS), lo que quiere decir que ni El Niño ni La Niña están presentes. El reciente enfriamiento de las aguas subsuperficiales de la región, ha hecho que las temperaturas de la superficie del mar, hasta ahora ligeramente superiores a la media, desciendan a niveles cercanos a la media durante el mes de mayo. Según los pronósticos estacionales más recientes elaborados en los Centros Mundiales de Producción de Predicciones a Largo Plazo de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), es probable que las temperaturas de la superficie del Pacífico tropical se enfríen aún más y alcancen posiblemente los niveles de un episodio débil de La Niña durante la segunda mitad de 2020.

Dadas las condiciones actuales y las predicciones de los diferentes modelos, se estima que la probabilidad de que las condiciones neutras del ENOS continúen durante el período de junio a agosto de 2020 es de alrededor del 60%, con un 30% de probabilidad de que se desarrolle un episodio de La Niña. Para el período de septiembre a noviembre, la probabilidad de que se produzca un episodio de La Niña aumenta al 40%. Los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales (SMHN) seguirán de cerca la evolución del fenómeno ENOS en los próximos meses y facilitarán proyecciones actualizadas, teniendo en cuenta la incertidumbre relativamente mayor de las predicciones estacionales en esta época del año. Por otro lado, el pronóstico de probabilidad ENOS puramente objetivo (no utiliza ninguna interpretación o juicio humano), basado en las predicciones del modelo de pronósticos dinámicos y estadísticos, el cual se actualiza cerca o justo después de la mitad de cada mes (el tercer jueves del mes), sigue señalando que la fase neutral del ENOS predominará durante todo el año:

De allí que se deba continuar con el monitoreo de esta variable climática, a fin de tomar decisiones en las regiones que históricamente han sido afectadas por el ENOS. En el caso de Venezuela, debemos recordar, que la presencia un fenómeno La Niña, ha traído como consecuencia en oportunidades anteriores, lluvias sobre lo normal dependiendo de la intensidad con la que se presente ésta fase fría del ENOS, como también se le conoce a La Niña.

Fuentes: OMM – IRI

Otros artículos importantes: