Los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera de nuestro planeta, son ahora más altos que en cualquier momento en los últimos 23 millones de años; mucho más atrás de lo que se pensaba anteriormente, según muestra un nuevo estudio. Los investigadores dicen que los altos niveles actuales de CO2 son un resultado directo de la actividad humana y fluctúan a un ritmo nunca antes visto en la línea de tiempo geológica. Un equipo de la Universidad de Louisiana en Lafayette utilizó una nueva técnica de medición de carbono para estudiar los cambios en la cantidad de CO2 en la atmósfera terrestre. Esto les permitió mirar mucho más atrás en el tiempo que el método tradicional de estudiar muestras tomadas de núcleos de hielo.

“Un mensaje que comúnmente se ha usado para transmitir la gravedad del cambio climático al público, es que los niveles de dióxido de carbono son más altos hoy en día, que en el último millón de años”, dijeron los autores del estudio. “Este nuevo estudio utilizó un método novedoso para concluir que los niveles actuales de dióxido de carbono (CO2) son en realidad más altos de lo que han sido en los últimos 23 millones de años“.  La investigación también reveló que los niveles de CO2 están cambiando y fluctuando a un ritmo nunca antes visto en la historia. “El aumento actual del CO2 atmosférico es el resultado de la actividad humana”, dijo Shubert, cuando se le preguntó sobre el vínculo entre sus hallazgos y el cambio climático. “De nuestro trabajo deducimos que incluso pequeños cambios en el CO2 pueden tener un impacto medible en los ecosistemas, tanto en el pasado como en la actualidad”. Hasta ahora, los científicos se han basado en muestras tomadas de núcleos de hielo para medir las fluctuaciones en los niveles de CO2 atmosférico, pero este registro solo se remonta a alrededor de un millón de años. La nueva técnica implica medir las cantidades relativas de dos isótopos de carbono estables en plantas fosilizadasEsto permitió a los investigadores calcular la concentración de CO2 de la atmósfera cuando crecieron las plantas antiguas. Crearon una nueva línea de tiempo y no encontraron evidencia de fluctuaciones importantes en los niveles de CO2 como estamos viendo hoy, en cualquier otro momento de la historia. Los autores dicen que esto sugiere que el cambio climático abrupto de hoy es único en la historia geológica reciente, y están pidiendo medidas para abordar el problema antes de que empeore. 

El estudio, publicado en Geology, muestra que los ecosistemas y las temperaturas pueden ser mucho más sensibles a los cambios más pequeños en CO2 de lo que se pensaba anteriormente. El calentamiento global sustancial durante la era del Plioceno medio, entre 3 y 5 millones de años atrás, y durante la era del Mioceno medio, hace 15 a 17 millones de años, a menudo se cita en comparación con el calentamiento global moderno. Pero los investigadores dicen que estos períodos se asociaron con aumentos modestos en el CO2. “Esto sugiere que el CO2 actual excede los niveles más altos que la Tierra experimentó al menos desde el Mioceno, lo que resalta aún más la interrupción actual de las tendencias de CO2 establecidas desde hace mucho tiempo en la atmósfera de la Tierra”, escribió el equipo. 

Otros artículos importantes: