En Venezuela continúa el período lluvioso para buena parte del país. Recordemos que éste se presenta progresivamente desde el sur del territorio (sur de Amazonas y del Esequibo) a finales de marzo y va escalando latitud hasta llegar a la franja norte costera durante finales de mayo o principios de junio; prolongándose hasta finales de noviembre aproximadamente. Luego entraríamos en lo que se conoce como “período seco”, pero realmente es la temporada de menos lluvias en el país, ya que suelen presentarse eventos pluviométricos esporádicos desde diciembre hasta marzo, al menos que tengamos una variable climática como El Niño que nos produce déficit extremo de precipitaciones, pero en esta oportunidad, se nos presenta el caso contrario con el desarrollo del fenómeno La Niña, la cual históricamente nos ha dejado lluvias sobre lo normal en buena parte de Venezuela, incluyendo los meses correspondientes al conocido período seco. Esto no quiere decir, que lloverá todos los días hasta que tengamos las condiciones de La Niña, pero si se debe tomar en cuenta, que el acumulado total de lluvias, pudiera estar sobre lo normal o por encima de los promedios históricos de acuerdo a la climatología de cada región. Durante octubre y noviembre, se espera continúe el pasaje de las ondas tropicales, aunque en menor cantidad que en meses anteriores (octubre tiene en promedio 6,9 ondas tropicales y noviembre 2,1). La temporada de huracanes en el Atlántico Norte también se mantendrán durante estos meses (estadísticamente culmina el 30 de noviembre), y ya sabemos lo hiperactiva que se ha mostrado hasta ahora con 25 tormentas de las cuales 9 han sido huracanes. Estos sistemas se pudieran seguir formando en estos meses y afectando zonas del Caribe, incluyendo Venezuela, donde tras su paso cercano, modifican el flujo zonal de los vientos que favorecen la actividad nubosa en nuestro país. Igualmente para éste trimestre, se hacen más frecuentes las famosas “vaguadas” en los niveles superiores de la troposfera, las cuales nos han dejado lluvias significativas de forma muy puntual, incluyendo los meses del período seco (desde diciembre a marzo). Recordemos las vaguadas que afectaran al estado Vargas en diciembre de 1999 y otra en 2005 durante mediados de febrero, que dejó importante tragedia especialmente en los andes venezolanos. Ahora bien, revisemos los modelos de predicción meteorológicas a mediano plazo, a fin de conocer que nos puede acontecer durante este trimestre:

Tomando en cuenta el modelo C3S del programa Copernicus para los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2020, podemos observar que indica probabilidad de precipitaciones entre 10 a 50 milimetros por encima del promedio (1981-2010) para el trimestre indicado, en todo el territorio nacional:

Así mismo sugiere que buena parte de Venezuela, tendrá entre un 40 a 50 por ciento de probabilidades de tener lluvias sobre el promedio histórico, exceptuando los Llanos Centrales y Centro Norte, donde el modelo de predicción muestra porcentajes por debajo a estos valores:

Ahora bien, tomando en cuenta la predicción mensual con el modelo CFSv2, que muestra las anomalías de precipitaciones esperadas, observamos que en octubre podemos esperar lluvias sobre lo normal en buena parte de oriente, el norte de la región Sur, el sur de los Llanos Centrales, el noroccidente del territorio nacional y el oeste de los Andes venezolanos. El resto del país se pudiera mantener cercano o por debajo de las normales climatológicas:

En noviembre, se prevén lluvias superiores o cercanas a lo normal en gran parte de Venezuela exceptuando los Llanos suroccidentales y el sur del territorio nacional:

En diciembre, las lluvias pudieran presentar un comportamiento por encima o cercanas a lo normal en casi todo el país, excepto algunas áreas de Centro Occidente y Centro Norte:

Otros artículos importantes: