La Organización Meteorológica Mundial (OMM) hoy ha emitido una publicación donde destaca, la destrucción masiva e impacto que han generado los ciclones tropicales consecutivos a millones de personas en América Central y partes del sureste asiático. En ella hace énfasis de las amenazas que representan los ciclones tropicales para la vida, la propiedad y el bienestar socioeconómico y la necesidad de coordinación y cooperación a nivel mundial bajo los auspicios de ésta Agencia especializada de la ONU.

Huracán mayor Iota al noroeste de la Isla Providencia de Colombia, alcanzando la categoría 5 con vientos máximos sostenidos de 260 km/h, el más fuerte hasta ahora en ésta temporada 2020 en el Atlántico Norte

Por primera vez en la historia, el Atlántico ha tenido dos formaciones importantes de huracanes en noviembre, en una época del año en la que la temporada normalmente está por finalizar. Ha habido cuatro grandes huracanes (Categoría 3 o superior) desde octubre: Delta, Epsilon, Eta e Iota, todos tomados de las letras del alfabeto griego porque la lista regular de nombres de tormentas asignadas para éste 2020 se agotó el pasado 18 de septiembre con la Tormenta Tropical Wilfred. Indica la publicación de la OMM que “la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (UNOCHA) advirtió sobre las consecuencias potencialmente catastróficas de estos huracanes sin precedentes en rápida sucesión. Ya se lanzaron llamamientos internacionales de asistencia para Guatemala, Honduras y Nicaragua después de Eta. Las inundaciones y los deslizamientos de tierra en Nicaragua y Honduras podrían verse agravados por los impactos continuos de ambos ciclones tropicales.

Por otro lado, en el Océano Pacífico Norte Occidental y el Mar de China Meridional, se han originado 22 tormentas con nombre en lo que va de temporada, incluidos 10 tifones. Esto incluye tres en la categoría 3, tres en la categoría 4 y uno en la categoría 5 (Goni), según RSMC Tokyo (el Centro de Tifones de Tokio). Goni (conocido como Rolly en Filipinas) tocó tierra en esa nación el 1 de noviembre como el tifón más poderoso en hacerlo para éste 2020 y uno de los ciclones tropicales que tocó tierra más poderosos jamás registrados (estrechamente relacionado con Haiyan (Yolanda) en 2013.

El Súper Tifón Goni en la categoría 5 en la escala de huracanes de Saffir-Simpson, llegando a Filipinas. Alcanzó vientos máximos sostenidos de 315 km/h

Cinco tormentas tropicales sin precedentes han tocado tierra en Filipinas en un corto período de tres semanas, comenzando el 25 de octubre con el tifón Molave ​​(nombre local: Quinta) y continuando esta semana con la severa tormenta tropical Vamco (Ulysses). Vamco fue el 21º ciclón tropical que azotó Filipinas este año. En un mes, del 11 de octubre al 15 de noviembre, ocho sistemas tropicales afectaron a VietNam, que sufrió la peor parte de las lluvias torrenciales, las inundaciones y los deslizamientos de tierra, causando enormes pérdidas y daños. Desde principios de octubre, la serie de ciclones tropicales ha afectado a un total de 32,5 millones de personas, con más de 2,7 millones de personas en Filipinas, Vietnam y Camboya que necesitan asistencia urgente. Casas han sido dañadas o destruidas por inundaciones, tormentas, vientos de alta velocidad, deslizamientos de tierra y corrientes de lodo volcánico, lo que obligó a la evacuación de millones de personas. Las instalaciones sanitarias, los sistemas de agua y saneamiento y las escuelas han sufrido daños. Los cultivos, el ganado, los barcos de pesca y otras fuentes de sustento han desaparecido.

Fuente: Organización Meteorológica Mundial

Otros artículos importantes: