El programa Copérnico, mejor conocido como Copernicus, proyecto dirigido conjuntamente por la Agencia Espacial Europea (ESA) y por la Unión Europea a través de la Agencia Europea de Medio Ambiente, publicó hoy su acostumbrado boletín climático mensual, donde reseña que a nivel mundial, febrero de 2021 estuvo cerca del promedio de 1991-2020 (0,26 °C más cálido que el promedio de 1981-2010) pero con la anomalía más fría en casi seis años. Dice que las condiciones fueron mucho más frías que su promedio de 1991-2020 en gran parte de Rusia y América del Norte, pero mucho más cálidas que el promedio en partes del Ártico y en una banda que se extiende hacia el este desde el noroeste de África y el sur de Europa hasta China. La temperatura para Europa en su conjunto, para febrero de 2021, también estuvo cerca del promedio de 1991-2020, aunque algunas partes de Europa experimentaron variaciones considerables en las temperaturas durante el mes.

Continúa indicando el informe de Copérnico, que se batieron récords de temperatura máxima diaria en numerosas estaciones de observación en Francia. También Alemania experimentó un cambio récord de clima frío a cálido, y aunque algunas partes de Noruega experimentaron sus temperaturas promedio más bajas en febrero desde 2010, se registraron temperaturas récord en algunos lugares a fines de mes. Por el contrario, las condiciones cálidas fueron seguidas por el frío en Grecia. y otros países del sudeste de Europa. Las temperaturas diferían sustancialmente de los valores promedio en gran parte del hemisferio norte extratropical. Se experimentaron condiciones particularmente frías en el norte de Europa y en gran parte de Siberia. Una segunda región inusualmente fría se extendía desde el extremo este de Rusia, a través de Alaska y el oeste de Canadá y llegaba tan al sur en el centro de EE. UU. como Texas, donde se informó ampliamente de una interrupción importante. Por el contrario, las condiciones fueron suaves en el noreste de Canadá, Groenlandia y el Océano Ártico y los mares costeros hacia el este desde Groenlandia hasta el este de Siberia. Las temperaturas también estuvieron muy por encima del promedio de febrero de 1991-2020 en una banda que incluía el noroeste de África, Oriente Medio, Asia central y China. Más al sur, las temperaturas estuvieron un poco por debajo de la media en las partes orientales del norte de África y en la India y el sudeste asiático. Fueron mucho más bajos que el promedio en la mayoría de las áreas terrestres del hemisferio sur. Las excepciones fueron las condiciones cálidas experimentadas en el extremo sur de América del Sur, Angola y la cuenca del Congo y Queensland en Australia. Las temperaturas del aire estuvieron por debajo del promedio en la mayor parte del Océano Pacífico oriental tropical y subtropical, donde el último evento de La Niña continuó debilitándose. Estuvieron muy por encima del promedio en las regiones del norte y del sur. Otras regiones oceánicas del hemisferio norte fueron principalmente más cálidas que el promedio. Las condiciones fueron más variadas en los océanos del hemisferio sur.

En conclusión, la temperatura media mundial para febrero de 2021 estuvo un poco por encima del promedio climatológico de 1991-2020, pero menos extrema que para cualquier mes desde abril de 2015. El mes fue:

  • 0,06 °C más cálido que el promedio de febrero de 1991-2020,
  • más de 0,6 °C más frío que febrero de 2016, el mes más anormalmente cálido registrado,
  • más de 0,5 °C más frío que febrero de 2020, el segundo febrero más cálido,
  • entre 0,2 °C y 0,5 °C más frío que los febrero de 2017, 2018 y 2019, y más frío que varios otros febrero en el registro.

Fuente: Copernicus

 

Otros artículos importantes: