Según expertos en clima espacial, el ciclo solar 25 se está calentando más rápido de lo esperado. La última señal de esto, se puede encontrar en el conteo de las manchas solares a partir de julio de 2021. Continuando con una tendencia que comenzó el año pasado, ese conteo va superando el pronóstico oficial emitido por el Panel de Predicción del Ciclo Solar 25 de la NOAA/NASA en 2019, el cual indicaba que ese punto máximo se alcanzaría en julio de 2025, como se puede apreciar en la siguiente gráfica:

Ahora bien, un mejor ajuste en los datos actuales muestra que el Ciclo Solar 25 alcanzará su punto máximo en octubre de 2024. Esto está justo fuera de las barras de error de 8 meses del pronóstico del Panel de la NOAA/NASA. Julio de 2021 fue un mes extraordinario. El ciclo solar 25 ya cruzó varios umbrales, incluida su primera llamarada X (fuerte), y en un mismo día llegamos a tener 6 manchas solares en el disco solar (el 22 de julio de 2021). La última vez que se vieron tantas manchas solares al mismo tiempo fue en septiembre de 2017. Una eyección de masa coronal (CME) del lado lejano del astro rey ocurrida el pasado mes, fue tan fuerte que afectó a la Tierra a pesar de estar en esa extremidad del Sol:

¿Qué significa todo esto? Si la actividad solar aumenta rápidamente, comenzaremos a ver mayor número de manchas solares que puedan producir llamaradas de diferente intensidad y con ellas algunas desprenderán el plasma que llega eventualmente a nuestro planeta (eyección de masa coronal); originando las conocidas tormentas geomagnéticas con las vistosas auroras boreales y australes, pero también algunas interferencias en las comunicaciones, bloqueo de radiofrecuencias, afectación en los satélites, entre otras consecuencias. Si te preguntas si esto contribuirá al incremento de las temperaturas en la Tierra, el consenso científico actual es que las variaciones a corto y largo plazo en la actividad solar juegan un papel muy pequeño «en el clima» de nuestro planeta, mucho menor que lo que generan los gases de efecto invernadero producido por nosotros mismos. Veremos que ocurre en los venideros meses y actualizaciones de este aún joven ciclo solar 25.

Fuente: Space Weather

Otros artículos importantes: