El Telescopio Solar Daniel K. Inouye de la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU., ubicado en Hawai, logró la captura de una gran mancha solar con una resolución espacial aproximadamente 2,5 veces más alta que nunca, y el telescopio aún se encuentra en sus etapas de finalización. La imagen muestra el centro oscuro de la mancha solar, que arde a 7500 grados Fahrenheit (4150 °C) a pesar de ser más fría que el área circundante del astro rey. La mancha solar completa mide alrededor de 10.000 millas de ancho (unos 16.000 kilómetros), lo suficientemente grande como para que toda la Tierra entre cómodamente.

El telescopio solar Inouye se encuentra en Maui y fue construido específicamente para descubrir el comportamiento del Sol, sobre todo el de sus erupciones y llamaradas solares. Y aunque aún no está completamente construido, todavía es lo suficientemente poderoso como para capturar imágenes de estas poderosas manchas solares. El Dr. Thomas Rimmele, director asociado del Observatorio Solar Nacional (NSO) de la NSF, dijo: “la imagen de la mancha solar alcanza una resolución espacial aproximadamente 2,5 veces más alta que nunca, mostrando estructuras magnéticas tan pequeñas como 20 kilómetros en la superficie del sol”. La imagen resalta la apariencia rayada de los gases fríos y calientes que se extienden desde el centro más oscuro. 

Las manchas solares son una representación visual de la actividad del Sol y cuanto más hay en la superficie, más activa es la estrella masiva. El Sol alcanzó el mínimo solar, el tiempo de menor cantidad de manchas solares durante su ciclo solar de 11 años, en diciembre de 2019 y la imagen tomada por Inoyue es una de las primeras manchas solares del nuevo ciclo solar, que está programado para alcanzar el máximo solar a mediados de 2025. El Dr. Matt Mountain, presidente de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA), la organización que administra NSO y el Telescopio Solar Inouye, señaló: “Con este ciclo solar recién comenzando, también entramos en la era del Telescopio Solar Inouye”. “Ahora podemos apuntar al Sol con el telescopio solar más avanzado del mundo para capturar y compartir imágenes increíblemente detalladas y sumarnos a nuestros conocimientos científicos sobre la actividad del Sol”. Las manchas solares están asociadas con erupciones solares y eyecciones de masa coronal, que son focos clave de los astrónomos debido a la idea de que provocan eventos meteorológicos espaciales que impactan la Tierra. Estos eventos afectan la vida tecnológica en nuestro planeta, como las redes eléctricas, las comunicaciones, la navegación GPS, los viajes aéreos, los satélites y los humanos que viven en el espacio. El Telescopio Solar Inouye está preparado para agregar capacidades importantes al complemento de herramientas optimizadas para estudiar la actividad solar, particularmente los campos magnéticos. El telescopio solar Inouye de NSF se encuentra en la isla de Maui en Hawái. La construcción comenzó en 2013 y está programada para completarse en 2021.

Otros artículos importantes: