28 de noviembre de 2022

Meteorología por Luis Vargas

Clima, tiempo y otras ciencias – Venezuela

¿Qué ha pasado en Tonga luego de la erupción del volcán?

De acuerdo a la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios OCHA, la capital de Tonga, Nuku’alofa, está cubierta de ceniza y polvo tras la erupción del volcán submarino el fin de semana; pero la situación está en calma y se están realizando los primeros esfuerzos de limpieza, dijeron el lunes los trabajadores humanitarios de la ONU.

Volcán Hunga Tonga-Hunga Ha'apai

Asimismo indicaron que ha habido daños significativos en la infraestructura alrededor de la isla principal de Tongatapu, donde varios centros turísticos han sido destruidos o gravemente afectados, en las áreas costeras occidentales. No hay muertes confirmadas hasta el momento, pero dos personas siguen desaparecidas y las evaluaciones aún están pendientes, particularmente de las islas exteriores.

Aviones evalúan los daños causados por la erupción en Tonga

Por otra parte, Australia y Nueva Zelanda enviaron este lunes 17 de enero, aviones militares de reconocimiento a Tonga para evaluar los daños provocados por la erupción del sábado del volcán submarino Hunga Tonga-Hunga Ha’apai, una de las más violentas en los últimos 30 años en el mundo y que se vio seguida de un meteotsunami.

Hasta ahora, en Tonga, no se ha establecido contacto oficial con dos pequeñas islas bajas Mango y Fonoi, aunque los vuelos de vigilancia de Nueva Zelanda y Australia han revelado daños sustanciales a lo largo de las playas occidentales. Las líneas telefónicas locales han sido reparadas, dijo OCHA, pero la restauración de las conexiones telefónicas internacionales y el servicio de Internet siguen siendo complicadas después de que, según se informa, la erupción cortó un cable de comunicaciones clave que se encontraba en el fondo del mar.

Además de recibir ayuda de los vecinos Nueva Zelanda y Australia, las autoridades de Tonga desplegaron la fuerza marítima nacional en el grupo de islas Ha’apai el domingo. Igualmente, las autoridades de Tonga, en donde ya se restableció el servicio de electricidad, también han enviado buques de la Armada a las zonas más remotas de este archipiélago.

«En las próximas horas y días tendremos un panorama más claro de la situación en Tonga, así como del resto del territorio del Pacífico Azul», dijo este lunes en un comunicado el presidente del Foro del Pacífico, Henry Puna.

Por su parte, la Federación Internacional de la Cruz Roja señaló que está trabajando con equipos en el terreno para organizar el envío de ayuda a los afectados, incluida agua potable. «La Cruz Roja cuenta con suministros suficientes en el país para apoyar a 1.200 familias con artículos como carpas, mantas, equipos de cocina portátil y otros objetos de supervivencia e higiene», señaló Katie Greenwood, responsable de la Cruz Roja en el Pacífico, en un comunicado.

Una de las mayores erupciones en 30 años

El vulcanólogo de la Universidad de Auckland, Shane Cronin, indicó a Radio New Zealand que la erupción del volcán en Tonga es una de las mayores en los últimos 30 años. «La gran y explosiva extensión lateral de la erupción sugiere que probablemente fue la mayor desde la erupción del (volcán) Pinatubo (el 13 de junio) 1991», manifestó el experto.

Cronin explicó que los datos preliminares de la actividad del sábado del Hunga Tonga Hunga Ha’apai sugieren que el índice de Explosividad Volcánica (IEV), que mide la magnitud de la erupción, puede llegar a cinco en una escala de ocho, mientras que la del Monte Pinatubo fue de seis.