Una gran mancha solar identificada como la AR2781, ha seguido expandiéndose en tamaño y además está mostrando un buen número de llamaradas solares. La más fuerte hasta ahora de estas llamaradas, fue una  explosión de clase C7, considerada menor, a las 00:22 UTC de este 5 de noviembre, la misma iluminó el dosel magnético de la mancha solar durante casi una hora. El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA capturó el flash ultravioleta (UV) extremo:

 

La gran región activa AR2781 se está expandiendo en tamaño (con un núcleo oscuro primario unas 3 veces más ancho que la Tierra). Los rayos X y la radiación ultravioleta de la llamarada de clase menor, ionizaron la parte superior de la atmósfera de la Tierra, provocando un breve apagón de radio de baja frecuencia sobre el Océano Pacífico y Australia. Los navegantes y los radioaficionados de la región pudieron haber notado que las señales se desvanecían, especialmente en frecuencias por debajo de 10 MHz. Por ahora, esta gran mancha solar seguirá moviéndose hacia una posición orientada hacia la Tierra y las erupciones futuras podrían potencialmente dirigirse hacia nuestro planeta. 

Pero ¿Qué son las manchas solares?

Las manchas solares son áreas que aparecen oscuras en la superficie del Sol, ya que son más frías que otras partes de la superficie del astro rey; y esto ocurre porque ellas se forman en zonas donde los campos magnéticos son particularmente fuertes. Estos campos magnéticos son tan fuertes que evitan que parte del calor dentro del Sol alcance la superficie. Sin embargo, la temperatura de una mancha solar todavía es muy alta, alrededor de 6500 grados Fahrenheit. Las manchas solares individuales o grupos de manchas solares pueden durar desde unos pocos días hasta algunos meses, pero eventualmente se desvanecen. Igualmente se expanden y contraen a medida que se mueven por la superficie del Sol, con diámetros que oscilan entre los 16 kilómetros y los 160.000 kilómetros. Las manchas solares más grandes pueden ser visibles desde la Tierra sin la ayuda de un telescopio. Ellas indican una intensa actividad magnética, y acompañan a fenómenos secundarios como lazos coronalesprominencias y eventos de reconexión. La mayoría de las erupciones solares y las eyecciones de masa coronal se originan en regiones magnéticamente activas alrededor de agrupaciones de manchas solares visibles. 

Y básicamente ¿Qué son las llamaradas solares?

Las líneas del campo magnético cerca de las manchas solares a menudo se enredan, se cruzan y se reorganizan. Esto puede causar una explosión repentina de energía llamada llamarada solar. Estas llamaradas, liberan mucha radiación en el espacio, la cual si es muy intensa y logra una eyección de la masa coronal de cara hacia nuestro planeta, llegará a la Tierra en forma de plasma alterando la magnetosfera terrestre. Cuando las partículas cargadas de una eyección de masa coronal nos alcanza, pueden disparar intensas luces en el cielo, llamadas auroras. Cuando es particularmente fuerte, también puede interferir en el suministro eléctrico de la red pública, en la comunicaciones de radio, interferencia en los satélites, entre otros.

Otros artículos importantes: